Reserva una videollamada y vemos qué le falta a tú inmovilla para ir como un tiro